FIC

 El Festival Internacional Cervantino(FIC) es hoy un significativo patrimonio cultural de México, es la reunión de mayor relevancia artística y cultural en México. 

El nombre de este Festival es en honor al escritor Miguel de Cervantes Saavedra y por la presencia de su género en los entremeses universitarios.

Don Quijote y Sancho cabalgaron por el Festival Internacional Cervantino

Escrito por Hugo Granados on . Posted in Noticias FIC 2012

(Nota original: Vimarsa S.A. de C.V. Por: José Manzanilla).-  Yace aquí el hidalgo fuerte, que a tanto extremo llegó de valiente, que se advierte que la muerte no triunfó de su vida con su muerte. Tuvo a todo el mundo en poco; fue el espantajo y el coco del mundo, en tal coyuntura, que acreditó su ventura, morir cuerdo y vivir loco”. 

Este epitafio está inscrito en la tumba de Alonso Quijano, cortesía de Sansón Carrasco; a la vez es el testimonio del ideal humano, de la vida sobre la muerte y de la obra literaria más grande escrita en lengua española y una de las piezas cúlmenes de la literatura. 

Ese inmenso hombre que regaló al mundo Miguel de Cervantes Saavedra, es Don Quijote, y la noche del jueves el Teatro Juárez dio fe de su vida y desventura a través de la Ópera “El caballero de la Triste Figura”, de Tomás Marco. La obra en su parte escénica fue ejecutada por el Coro de la Comunidad de Madrid, y en la musical por el Ensamble de la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid. 

Don Quijote“Nunca fuera caballero, de damas tan bien servido”

Uno no puede menos que sorprenderse al ver que en el programa del 40 Festival Internacional Cervantino no haya suficientes eventos y obras que tomen a la obra cumbre del Manco de Lepanto; esta situación la ejemplificó una dama del público reunido en el Juárez, la cual, emocionada por la trágica y esperanzadora aventura del Quijote, no pudo sino exclamar: “al fin don Quijote en el Cervantino, al fin”, mientras aplaudía con fuerza. 

Este alivio es justificado, pues en la inmortal figura del ingenioso hidalgo se concentran todos los valores que este festival busca representar, y que fueron expresados con solvencia y elegancia por el Coro: el barítono Alfredo García, da vida al flaco señor que, so pretexto de un juicio perdido por exceso de lecturas, parte hacia el mundo en busca del bien y de la honra, para exaltar la justicia y el respeto, acompañado de su también legendario escudero, Sancho Panza (interpretado por el tenor Eduardo Santamaría)  y con la mente siempre fija en su Dulcinea (la soprano María Rey-Joly), por quien habría de perder incluso la investidura. 

La triste figura

Varios de los pasajes claves de la obra de Cervantes están en esta ópera: La noche en que las prostitutas y el ventero lo ordenan caballero, la lucha contra los gigantes-molinos de viento,  la excursión a la cueva de Montesinos, los ejércitos de corderos, el infame Clavileño y la trágica batalla contra el Caballero de la Blanca Luna, en la cual habrá de perder y tener que deponer las armas. 

Don Quijote, en su lecho de muerte, recibe la visita de Sancho, quien durante todo su viaje fue la voz de la cordura y el pragmatismo; sin embargo, al ver el hilo de su señor a punto de ser cortado, observa que es esa vida la que debe vivirse, la de la aventura y el “desfacer de entuertos”, la de la honra y la misericordia.

Al final, quien muere es Alonso Quijano, “El bueno”, el que se dio cuenta a tiempo de su locura y pudo recobrar el sentido de sus días finales. Es claro que Cervantes buscó la inmortalidad de ese otro hombre, que con el mismo honor tomó las armas y las dejó: ese Quijote que nunca murió es el que mantiene el espíritu del desagravio con vida, y que lo mismo ha inspirado a Borges que a Kafka, a Taylor Coleridge que a Darío, para trascender más allá de la literatura, en el tiempo y las conciencias.

Mapa
   Moviles